INDEX
INTRODUCCIÓN
BIOGRAFÍA
HISTORIAS
PARA LA COPE
EXPEDICIONES
HONORES Y
RECONOCIMIENTOS
BLOG
LIBROS
CONFERENCIAS
ARTÍCULOS
ENTREVISTAS
ENLACES
GALERÍA DE
IMÁGENES
CÓMO CONTACTAR
RELATOS
VIDEOS
   
BIOGRAFÍA /  SUPERVIVIENTE
 
 



 


En 1970, sobre la cima del Aconcagua, posiblemente a causa de una ascensión excesivamente rápida, fue victima de alucinaciones producidas por fenómenos de la <puna andina>. Sobrevivió tras seis días y seis noches sin refugio alguno, saco de dormir, que se había llevado su compañero el famoso alpinista y explorador italiano W. Bonatti, descendiendo solo por ventisqueros y precipicios, ríos y cataratas, en valles entonces desconocidos. No comió nada en seis días. Fue victima de un estado <hipnagógico> de alucinaciones y ensueños. Relatado en sus libros: “¿Qué pasó en el Aconcagua? Ed. Católica, Madrid 1973 y “Cinco Montañas solo” Ed. Desnivel. Madrid 2000.

 

César Pérez de Tudela

– En 1992 sufrió un duro infarto cardiaco a los 6.000 metros, escalando solo hacia la cima del Everest, en los muros de hielo de la Cascada de Khumbu. Pudo ser salvado a tiempo y así sobrevivir, gracias al rescate de varias expediciones españolas: militar, complutense y gallega..

– En 1970, tras haber abierto una nueva vía al volcán Cotopaxi, (el más alto en activo de la Tierra) bajó sobre una  avalancha de nieve más de 300 metros hasta poder salir de su trayectoria, pudiendo mantenerse sobre la nieve, en compañía de Ramiro Navarrete, desaparecido años después en la sur del monte Annapurna del Himalaya.

– Soportó la explosión del volcán Sangay, en los páramos amazónicos junto a su compañero el ecuatoriano Bélico Chiriboga, al borde de los cráteres que lanzaban millones de metros cúbicos de <bombas volcánicas> que por ley de la gravedad caían sobre ellos mismos. P. de Tudela era reportero de aventura del Programa de TVE 300 Millones. 1980.



Sobrevivió a la muerte de Fernando Martínez, de TVE, en la exploración y escalada del Monte Sarmiento, en Tierra del Fuego, sobre un glaciar que se desprendió, entre constantes avalanchas que sepultaron a su compañero. Logró descender de la montaña y refugiarse en las <selvas frías> costeras de los canales fueguinos, en donde se mantuvo varios días en situación de <hibernación>, hasta que llegaron las barcazas de rescate de la Armada chilena. Invierno de 1976.


También en Tierra del Fuego terminando un recorrido solitario por los Andes de Norte a Sur, cayó desde las proximidades de la cima del Monte Olivia por un pasillo de hielo más de 300 metros, yendo a quedarse -sin conocimiento y gravemente lesionado- en el mismo borde de un hondo precipicio rocoso. Pudo bajar por sí mismo, entre grandes penalidades, hasta caer desmayado en la pista a Ushuaía, entonces una pequeña colonia, base de la Marina Argentina, en dónde fue internado varios días en la clínica militar y curado de sus lesiones. Invierno de 1971. Enviado de LAE.


En 1996 volvió a sufrir un segundo infarto sobre la cima del Gulag Kangri, en las montañas del Tíbet. Pudo bajar solo los centenares de metros que le separaban del campamento de altura sin recibir asistencia alguna. Cuando se introducía en el saco de dormir pensó: <si mañana me despierto es que sigo vivo>.


Escalando en solitario la peligrosa montaña del Annapurna en 1973 (nadie había escalado todavía ninguna cima de 8.000 metros en solitario) fue violentamente impulsado por la onda expansiva de una gran avalancha que provenía de la cima, viento que precede a la misma. Pudo sobrevivir, y descender hasta la aldea de Choya, cerca de Lete, en el Kali Gandaki, caminando durante treinta horas seguidas. “Cinco Montañas Solo” Edt. Desnivel. 2000 “Mi cuaderno del Himalaya” Edt. Edelvives.

 

Cursos de salvamento diseñados por P. de Tudela para titulación de bomberos Especialistas en 1980 de la Dirección General de P. Civil
Cursos de salvamento diseñados por P. de Tudela para titulación de Bomberos Especialistas en
1980 de la Dirección General de P. Civil


Escalando el Aconcagua, en su tercera ascensión solitaria, para entrevistar por encargo de la Agencia EFE, 1988, al español Garrido, quién llevaba 50 días sobre la cima, le sobrevino un extremo agotamiento. Consciente y resignado a morir, se tumbó sobre una cornisa y cayó en un estado <hipnagógico>, viendo el <túnel negro de la muerte>, y a él mismo en él. Tiempo después, se sorprendió cuando pudo incorporarse y prosiguió la ascensión hacia la cima, en donde entrevisto a Garrido pasando la noche con él, conversando en la cumbre. En el descenso de la montaña, igualmente en solitario, volvió a un estado crítico de estupor. “Cinco Montañas Solo” Ed. Desnivel.


Abriendo una nueva y difícil escalada en la pared norte del Peñón de Gibraltar (uno de los grandes despeñadores de Europa, según Estrabón) un desprendimiento de rocas, provocado desde la cumbre, en dónde le esperaban militares y bomberos para recibirle, le precipitó al vacio. Una sola clavija paró su caída, y quedando colgado de la única cuerda que le sostenía, muy afectada por un profundo corte. Pendiente de ella y con el femur partido en dos, estuvo 26 horas esperando el rescate de un helicóptero de la Royal Navy, ante miles de gibraltareños que 400 metros abajo, esperaban el final del arriesgado rescate. “ Diario ABC 1976 y “Horizontes Verticales” Edt. Mondadori 1989.



Tudela siendo rescatado por un helicóptero


En la Antártida, atravesando en solitario una isla del archipiélago de las Shetland del Sur, un atardecer perdió la consciencia. Estuvo 20 horas sin poder recordar en dónde se encontraba, victima de una confusión mental, por posible influencia magnética. Un cormoran le atacó persistentemente varias veces, posiblemente por haberse acercado a dónde el gran pájaro protegía a su cría. “Enviado Especial a la Aventura” Ediciones Forja.


Escalando la pared Norte del Eiger, en 1969, cayó en el “Tercer Nevero” varias decenas de metros, siendo sujetado por su compañero y quedando ambos suspendidos de una pequeña clavija en el hielo, una clavija Stubai de sacacorchos.


Estos sucesos, aparentemente fantásticos, pueden ser <normales> en la vida de un explorador alpinista con 50 años de vida apasionante.

subir ^^

 
César Pérez de Tudela Escalando
Copyright © 2006 César Pérez de Tudela · Página creada por R&A Marketing