INDEX
INTRODUCCIÓN
BIOGRAFÍA
HISTORIAS
PARA LA COPE
EXPEDICIONES
HONORES Y
RECONOCIMIENTOS
BLOG
LIBROS
CONFERENCIAS
ARTÍCULOS
ENTREVISTAS
ENLACES
GALERÍA DE
IMÁGENES
CÓMO CONTACTAR
RELATOS
VIDEOS
   
 
 
 

<<volver

ENTREVISTA A CÉSAR P. DE TUDELA DE MELISSA VELEZ (2001)

PREGUNTA 1:


Primero estudié Derecho, que creó en mi persona una cierta conciencia jurídica. Quizás también en aquellos años juveniles pensé en el Derecho como preparación y formación para el terreno de la política. La abogacía fue durante gran parte de mi vida una profesión que consideré importante; me gustó la argumentación en la defensa y en la acusación. El periodismo es una vocación posterior y nace en mi motivada por mis experiencias en el alpinismo, y la necesidad de contarlas. Durante varios años fui una persona con gran actividad en los medios, escribiendo en los mejores diarios con programas en radio y televisión, sin tener título alguno de periodista. Cuando se crea en España la Facultad de Ciencias de la Información (1972), decidí cursar la licenciatura (Primera promoción).


PREGUNTA 2:


Sí, he ejercido la Abogacía en temas criminales y el Derecho como asesor de la Policía.


PREGUNTA 3:


El periodismo es poco objetivo y nada riguroso. No persigue la verdad sino lo <sensacional> que a veces está muy alejado de la verdad. No pretende la paz social sino casi exclusivamente la venta de su producto: noticias, reportajes, entrevistas, fotos... No es una profesión que ejercite la nobleza y suele estar siempre supeditado a la moda social, llena de intereses mezquinos. Por otro lado se introduce con frecuencia, en su ejercicio, en la intimidad personal bajo la discutible cobertura del derecho a la información.
En España se hace un periodismo muy profesional, y de alto nivel, pero a mi juicio, también poco noble y con dudosa moral. No podría decir que se hace buen periodismo, aunque los diarios estén bien hechos y los columnistas escriban con brillantez y autoridad. Falta ética, rigor, limpieza de conciencia, libertad en el amplio sentido de la idea.


PREGUNTA 4:


Podría ser una vocación, pero como todas las vocaciones hay que llenarla de contenido diferenciado. Hoy en día casi todos los periodistas dicen lo mismo y solo los separa la ideología de sus medios. Hay que ser muy crítico, muy ético y muy riguroso para ser lo que yo llamaría un buen periodista. La sociedad actual de consumo y netamente neocapitalista, sin idealismo alguno, no propicia el buen periodismo. El periodismo es un producto más en el gran mercado de la comunicación, solamente.


PREGUNTA 5:


Existen los dos extremos. Una minoría excesivamente valorada y una mayoría de periodistas utilizados por los grandes medios y por las grandes empresas de información.


PREGUNTA 6:


La guerra del Vietnam fue para mí una extraordinaria experiencia profesional y humana. Especialmente porque en aquella no disponíamos de la protección y tutela que en la actualidad disponen los enviados. Eras libre para ir a donde pudieras sin facilidades de ningún tipo. Vi los verdaderos horrores de aquella guerra cruel. También vi a mis compañeros, célebres reporteros de guerra, como no salían del hotel por miedo físico y escribían las crónicas oyendo las noticias de la televisión. Hay mucha fantasía en relación al reporterismo de guerra. Siempre todos juntos para protegerse y necesariamente escribir igual del mismo suceso y solo de lo que ocurre a las puertas del hotel en donde todos se alojan. Ahora es más fácil ser reportero de guerra al disponerse de teléfonos vía satélite, ya que lo verdaderamente complicado no era escribir o <decir> la crónica si no poder enviarla (difíciles búsquedas de teléfono, oficina de correos y telex etc.)


PREGUNTA 7:


Ya escribía libros antes de titularme como periodista. Los libros los motiva mi vida y sus sucesos, la necesidad de contar experiencias. El periodismo y la escritura urgente de crónicas me ha ayudado mucho ciertamente.


PREGUNTA 8:


Si, efectivamente mi vida es un <cuento> y por ello estoy muy contento de mi vida; de la pasada y espero que también de la vida futura. Sí. En alguno de mis libros cuento algo de mis sucesos trascendentes, pero últimamente les doy forma de <cuentos> y los representa con mucha más dignidad que yo mi personaje el barón de Cotopaxi, un caballero del ideal que se dedica a subir montañas. El es <yo> pero es también <él>.


PREGUNTA 9:


Durante diez años contribuí a la fundación de la Protección Civil española. Como director de comunicación tuve que realizar la gestión informativa de grandes sucesos catastróficos que acaecieron en España desde 1980 a 1990. De mi experiencia real deduje normas y realicé estudios que al final me condujeron a mi tesis doctoral en este tema importante del que se sabe muy poco en las facultades universitarias.


subir ^^

PREGUNTA 10:


En mi vida hay diferentes periodos. En los años de Protección Civil viaje poco y viví menos experiencias personales. Estudié y fui directivo en cursos, revistas etc. Efectivamente nunca he tratado de perder tiempo. No aprovechar bien el tiempo me parece un despilfarro aburrido. Me siento bien haciendo lo que creo que tengo que hacer: gimnasia, escalada, esquí, parapente, estudio o quizás durmiendo cuando regreso de mis duras experiencias en la montaña.


PREGUNTA 11:


Para mi el alpinismo es un afán esencialmente humano, nos humaniza separándonos de tanta materialidad, y en esa humanización que entraña y es superación, equilibrio, medida etc., el <arte> es su hilo conductor. El alpinismo es mucho más arte que deporte. De deporte solo tiene la exigencia de estar en buena forma física, pero su espíritu es místico, religioso y artístico.


PREGUNTA 12:


Para mi las montañas nos unen con la sagrado, y no descalifico a ninguna cultura que las considere sagradas.


PREGUNTA 13:


Efectivamente ahora, después de decenas de años, es cuando he descubierto verdaderamente lo que es el alpinismo. Yo nunca creí que fuera solo deporte, y ahora sé que es un peregrinaje hacia la bondad, que como ya pensó Descartes es la misma sabiduría. Yo no llegaría a ser tan rotundo.


PREGUNTA 14:


Soy mucho más exigente conmigo mismo que con mis compañeros.


PREGUNTA 15:


Solo soy un alpinista muy voluntarioso que ha fracasado mucho.


PREGUNTA 16:


A veces soy valiente, pero siempre tengo mucho miedo.


PREGUNTA 17:


Me gusta ir en solitario algunas veces para meditar en la escalada y saber cual es mi medida como humano y cuáles son mis defectos y deficiencias.


PREGUNTA 18:


Que el barón haya alcanzado el Chomolangma es para mi un consuelo mientras me decido a volver a intentarlo, aunque se pierde mucho tiempo en una expedición al Himalaya, uno de los motivos que me alejan de esas extraordinarias montañas.


PREGUNTA 19:


Los honores siempre llegan tarde y no los valoro mucho. Yo hubiera dado importancia solo a mi faceta de rescatador. Ahí si que tuve que ser alguna vez valiente.


subir ^^

PREGUNTA 20:


Yo no soy un alpinista deportista que busca record. He sido y soy un alpinista que busca paisajes nuevos, sentimientos, deducciones y eso es ser explorador. En cualquier caso todos los alpinistas de mi generación eran más exploradores que los actuales.


PREGUNTA 21:


Los hechos de determinados alpinistas franceses, italianos, ingleses y alemanes, generacionalmente anteriores a mí, siempre me produjeron mucha admiración y respeto.


PREGUNTA 22:


Fue mítica la escalada invernal de la pared oeste del Naranjo, porque tenía un prestigio extraordinario de inaccesibilidad y de infortunio. Los que la habían intentado antes habían muerto.


PREGUNTA 23:


Mi vida ha estado siempre muy próxima al peligro. No sabría contestar cuando. Quizás en mis escaladas solitarias en el Ártico o en los Andes o también en el Himalaya.


PREGUNTA 24:


Si, en el volcán Sangay estuvimos mi compañero y yo en una situación muy peligrosa. Yo creo que he salido tantas veces de esos <trances sin salida> por decisión de lo <Alto>. Por ello creo que soy muy metafísico. Y también un indisciplinado cristiano lleno de religiosidad.


PREGUNTA 25:

Los dos infartos han frustrado algo mi ambición relacionada con el Everest y el K2, pero en cualquier caso puedo descargar mi desilusión y mis anhelos en el barón de Cotopaxi, que creo que hará lo que yo no haya podido hacer.

PREGUNTA 26:

Me tuve que emplear a fondo para subir la pared norte del Eiger, considerada durante muchas décadas como la escalada más dura y difícil de la Tierra. Deseaba también poder conquistar el Everest, pero antes de que fuera como ahora, solo un duro <turismo deportivo>.

PREGUNTA 27:

La mujer tiene más inteligencia, tanta fuerza, y muchas veces más voluntad que el hombre. Por ello la mujer en los últimos tiempos es una gran protagonista de la vida en las cimas y en la vida toda.

PREGUNTA 28:

Elena De Pablo murió a causa de un edema cerebral ocasionado por la altitud, es decir por la hipoxia. Eso lo sé por deducción, ya que cuando ella murió en el Hindu Kusch todavía no se sabía lo que eran los edemas de la altura.

PREGUNTA 29:

No. Me pareció que no debía dejar, precisamente, de vivir esas experiencias límite. Volví a la montaña en cuanto me pude recuperar físicamente para poder traer su cadáver desde un glaciar de aquellas montañas en donde tuve que enterrarla.

subir ^^

PREGUNTA 30:

Creo que fue el de Elena.

PREGUNTA 31:


Fui de los primeros españoles en el Himalaya. Intenté solo el Annapurna cuando antes nadie había conseguido ninguna montaña de 8.000, pero creo que el Himalaya, que son unas montañas llenas de espiritualidad y sacralidad, siempre me ha tratado muy mal. También requiere mucho tiempo, que a mi como estudioso siempre me faltó. Creo que esa es una de las causas.


PREGUNTA 32:


Las etnias arborícolas de Papua que practican la antropofagia actualmente son gente de vida muy sencilla y animal; y como tales poco peligrosos. Son gente apacible y primitiva que aprovecha la carne de sus enemigos. Solo si se los ofende pueden resultar fieros.


PREGUNTA 33:


Del yeti he escrito algún libro. Respecto al Arca de Noé iré en mayo nuevamente al volcán Ararat y creo que haré algunos trabajos periodísticos.


PREGUNTA 34:


Las financiaciones siempre han sido difíciles. Con ellas o sin ellas, a estas alturas de mi vida, sigo adelante con los proyectos que considero esenciales.


PREGUNTA 35:


Los volcanes son las montañas más antiguas de la Tierra. Y sus cráteres son un espectacular exponente del misterio, de la belleza y de la grandiosidad de lo <abierto> que tratan de delatarnos nuestra vocación trascendente, como seres que aún no hemos sabido encauzar nuestra vida hacia la esencia, en una forma de vida que ,como la actual, solo nos importa la existencia.


PREGUNTA 36:


Lo que más me preocupa es la vida vulgar dominante, siempre tendente a la búsqueda exclusiva de la materialidad.


PREGUNTA 37:


El Himalaya está <limpio>, solamente algunos puntos del Everest o de las montañas más famosas han sido manchados o alterados por el hombre. Los hombres vamos siempre a los mismos sitios, unos detrás de otros. Somos seres poco originales como el resto de los mamíferos.


PREGUNTA 38:


La naturaleza de España, sin ser superlativa, ni extraordinariamente grandiosa, es muy diversa. No tenemos los Alpes, o los Andes, o el Himalaya, o el Sahara, tampoco el Ártico, o el inmenso territorio verde del Amazonas, pero sí unos paisajes bonitos con variedad de climas, quizá suficientes para muchas de las aventuras del espíritu.


PREGUNTA 39:


No sé en cuantos países he estado, pero he viajado en líneas generales por todo el mundo. Para conocer la Tierra tendríamos que tener muchas vidas y muchos medios.

subir ^^

PREGUNTA 40:


Colombia y Venezuela me interesan mucho. En Nepal he pasado muchos meses acercándome a la gente, camino de las montañas. Los grandes desiertos como el Sahara son cuna de culturas muy interesantes.


PREGUNTA 41:


La esclavitud me parece algo extraordinariamente injusto que se mantenga en algunas culturas.


PREGUNTA 42:


La vida es siempre peligrosa. Creo que corre más peligro mi vida cuando vuelo en parapente un día de climatología adversa o cuando escalo una montaña arriesgada, que en cualquier país extraño que podría considerar inadecuadamente <peligroso>.


PREGUNTA 43:


Si, siempre trato de denunciar las situaciones injustas, pero creo que somos nosotros como sociedad culta y desarrollada quiénes ejercemos más la injusticia. Nuestra sociedad es esencialmente cruel. Lo digo en mi libro “El Lama Milarepa”


PREGUNTA 44:


Mi familia, es decir mi mujer y mis hijos, persiguen su vocación y yo el mío. Creo que siempre mantuve un buen equilibrio de padre de familia numerosa y de explorador de la aventura. Lo he sabido conjugar bien. Me gusta mucho reunirme con todos y salir de expedición con alguno de mis hijos. Quizás por ello no me he dedicado exhaustivamente al Himalaya que requiere mucho tiempo libre.


PREGUNTA 45:


Mi hijo mayor, Bruno, que es periodista de estudios, se dedica al esquí y vive en Sierra Nevada. Me acompaña en muchas expediciones. Mi hijo pequeño es escalador, aunque preocupado sollo del <hecho deportivo> Mis hijas son esquiadoras y en algún viaje a las montañas también me han acompañado en ocasiones. Son todos ellos excelentes. Me gusta mucho esquiar con la familia.


PREGUNTA 46:


Mi gran apoyo creo que ha sido la voluntad que he ido forjando en la montaña, y también el estudio que hace que mis convicciones sean más firmes. La filosofía me ha enseñado a ser fuerte. Relaciono mucho la filosofía y el alpinismo.


PREGUNTA 47:


Mi actual etapa es de madurez; pero estoy lleno de ingenuidad, lo que parece que es una constante de los que tenemos alma poética, de lo que me siento orgulloso. Soy un avaro de tiempo. Necesito más tiempo para estudiar, para escribir, para hablar, para escalar y para subir a muchas montañas más.


PREGUNTA 48:



No sigo corriendo casi los mismos riesgos. Necesito saber cada día que estoy siendo el que quise ser, que continuo persiguiendo un ideal abstracto de bondad que se basa en el esfuerzo y que no desprecia el valor del sufrimiento.

PREGUNTA 49:


No, nunca he pretendido dejar la montaña. Cuando tuve el infarto en el Everest pensé que tendría que dedicarme a la abogacía de forma total, o a dar clases en la Facultad. Favorablemente pude proseguir con mi vida. Y estoy muy contento de haberlo hecho así. En estos trece o catorce últimos años he realizado decenas de expediciones inolvidables. Abogados hay muchos y profesores también. Además yo estoy dispuesto siempre a ser un estudiante más que un profesor.


PREGUNTA 50:


No he pensado nunca en retirarme de nada. Ahora escalo bien, a veces incluso creo que mejor que hace 40 años.


PREGUNTA 51:


Morir de momento, después de haber muerto prácticamente varias veces, no me apetece nada, pero efectivamente para mí la muerte en la montaña es más natural. Me horrorizan las miserias de lo humano y es mejor soportarlas solo, lejos y quizás en lo alto.


PREGUNTA 52:


Soy humilde, fuerte, poco inteligente, voluntarioso y rebelde.
Nunca persona con menos facultades físicas y psíquicas pudo aprovecharlas mejor.


subir ^^

Amiga Melissa:
Me he sometido a centenares de entrevistas de periodistas famosos, en radio, televisión y prensa; la suya, que es la más larga de todas las que recuerdo, aún sabiendo que no se va a publicar, la he contestado de forma meticulosa. Por ello captará que es cierto lo de mi <escasa inteligencia> ha sido un gusto ayudarla. Muchas felicidades y algún día espero que nos veamos.


 
César Pérez de Tudela Escalando
Copyright © 2006 César Pérez de Tudela · Página creada por R&A Marketing