INDEX
INTRODUCCIÓN
BIOGRAFÍA
HISTORIAS
PARA LA COPE
EXPEDICIONES
HONORES Y
RECONOCIMIENTOS
BLOG
LIBROS
CONFERENCIAS
ARTÍCULOS
ENTREVISTAS
ENLACES
GALERÍA DE
IMÁGENES
CÓMO CONTACTAR
RELATOS
VIDEOS
   
 
 
 

<<volver

ENTREVISTA A CÉSAR P. DE RAIMON TORRENTE (2002)

PREGUNTA 1:


Efectivamente la tragedia está presente en la grandeza de las aventuras de la montaña. Siempre ha sido así en el Himalaya y en los Alpes. Las cimas cuestan esfuerzos, ilusiones apasionadas y están llenas de belleza y drama. Las grandes vidas son dramáticas, y la de los alpinistas también aunque cueste admitirlo. La vida misma es siempre un drama que dijo Ortega.


PREGUNTA 2:


Solo los que no conocen las montañas pueden calificarlas de <asesinas>. He oído hablar del Eiger como montaña maldita, del NangaParbat, del Aconcagua, del Naranjo de Bulnes... Las hemos maldecido cuando en ellas han ocurrido  tragedias. En el Eiger perecieron muchos de los mejores exploradores alpinos de Europa de los años treinta a los años setenta, en el Nanga Parbat murieron decenas de los mejores alpinistas alemanes antes de la Segunda Guerra Mundial, en el Aconcagua han perecido más de un centenar de jóvenes aventureros y así sucesivamente,  pero estas injustas denominaciones son casi siempre un <titular periodístico>.


PREGUNTA 3:


Llevo practicando el alpinismo y la exploración desde hace más de cuarenta años sin interrupción y han concurrido en mi persona una serie de circunstancias que durante muchos años seguidos pensé que me perseguía la tragedia: la muerte de Elena en el Hindu Kusch, mis odiseas en el Aconcagua, La muerte de Fernando Martinez en el Monte Sarmiento,  mi rescate de Gibraltar, La expedición de la Universidad Complutense en el Everest, mi infarto en esa misma montaña dos años después y tantas otras situaciones límite. Creo que soy uno de los alpinistas que ha reunido, posiblemente por decisión del destino, una larga serie de experiencias dramáticas que también son sobrenaturales y dignas de estudio.


PREGUNTA 4:


Creo que más satisfacción personal que vanidad. En cualquier caso varía con los años. Hace unas semanas me alzaba sobre la cima del Jebel Rum en el desierto de Jordania, unas montañas soberbias de roca roja, exigentes y altivas y me sentía feliz, superando al paso del tiempo, manteniendo plena la forma y sobre todo el espiritu, a pesar de las tragedias. Ya casi no era vanidad, aun cuanto el hombre es un ser lleno de estima sobre si mismo y ello entraña vanidad.


PREGUNTA 5:


Sí, lo decía y ahora lo vuelvo a decir en un libro que he escrito y se presentará este mismo mes de enero: El Lama Milarepa, es el relato de una extraordinaria aventura que vive mi personaje, el barón de Cotopaxi, tras alcanzar la cima del Everest en solitario. Buscando a unos lamas llenos de espiritualidad, el barón descubre una región en donde viven varias familias de yetis protegidas por los monjes budistas. Creo que va a ser uno de los mejores libros del año.


PREGUNTA 6:


Procuro estar al menos dos o tres días a la semana haciendo ejercicios en la montaña. Me refiero naturalmente a la sierra del Guadarrama. Escalando, subiendo andando o volando en parapente. Ello independientemente de las expediciones. Mi jornada de trabajo se limita a escribir, preparar conferencias y estudiar para documentarme sobre proyectos etc... Cuando estoy trabajando sentado hago gimnasia con frecuencia. Solo así puedes estar con una forma regular para afrontar la aventura de la vida en la montaña


PREGUNTA 7:


Claro que siento miedo a tener un tercer infarto y que éste me mate, por ello no he ido en estos años que va todo el mundo al K2 o al Everest y me dedico a subir montañas más bajas aunque pienso que no más fáciles, igualmente interesantes y más desconocidas.  Tengo miedo a los “vivacs” es decir a que me sorprenda la noche entre una tormenta en plena montaña y tener que pasarla colgado ante los vientos. Mi corazón se resiente mucho entonces, y en una de esas tiritonas puede sobrevenirme un fallo cardiaco fulminante. Ya lo sé y trato de evitarlo, aun cuando no eludo ninguna ocasión razonable para escalar y llegar a una cima. Estoy lleno de retos juveniles. O se vive o se está ya muerto.


PREGUNTA 8:


La montaña me ha dado experiencias. Estoy viviendo de forma fascinante y ello se lo debo a la montaña. A su belleza y a su dureza. Para mi la montaña es mi emblema. Soy su principal divulgador a través de televisión, radio, artículos y libros. Me siento importante habiendo transladado mi sensibilidad sobre los paisajes y el comportamiento del hombre en la montaña a esta sociedad que tanto lo necesita.


PREGUNTA 9:


El alpinismo y la exploración me ha quitado tranquilidad para ejercer la abogacia como en una época de mi vida hubiera deseado. Ahora ya no me interesa el Derecho.Y ya no tengo tiempo. También me ha quitado otros quehaceres importantes. La montaña me fue enseñando que en esta vida no se pueden ser muchas cosas al mismo tiempo, ni se pueden tener muchas casas, ya que solo hay tiempo para una misión y un solo refugio para vivir.


PREGUNTA 10:


Yo si siento la presencia de Dios en las alturas. Además a mi me ha tratado muy bien. Me ha salvado una docena de veces de la muerte y he vuelto a la vida. Me siento un sobreviviente nato, creo que soy uno de los que sabe de verdad lo que es la sobrevivencia y la muerte.


PREGUNTA 11:


La creación de un museo de la montaña y la exploración es una idea bonita y fundamental. A mi me están animando varios amigos, pero la Comunidad de Madrid – Madrid necesita museos vivos – no está al día de lo que pide Europa en Museos. Tuve una entrevista con la consejera de Cultura y quedé decepcionado de la política de museos y no tengo mucho tiempo que perder. Creo que están mis colaboradores haciendo gestiones en otra  región.


PREGUNTA 12:


Lola, mi mujer es doctora en astrofísica. Es persona importante pero sencilla. Mis hijos tienen diversos cometidos. Bruno es periodista y se dedica a la naturaleza y al esquí en Sierra Nevada, tiene una empresa pequeña que organiza  viajes deportivos a empresas grandes que tienen que mentalizar a sus ejecutivos en el trabajo en equipo. Elena va tener un hijo y se dedica a su casa en Castro Urdiales. Paula es publicitaria y es una eminencia en ese moderno saber, ya que es estudiosa y trabajadora. Marta es diplomada en Relaciones públicas y profesora de esquí y César el pequeño estudio en la Escuela de Televisión y es técnico en realización y demás. No esta mal cómo ves.


subir ^^


 
César Pérez de Tudela Escalando
Copyright © 2006 César Pérez de Tudela · Página creada por R&A Marketing