INDEX
INTRODUCCIÓN
BIOGRAFÍA
HISTORIAS
PARA LA COPE
EXPEDICIONES
HONORES Y
RECONOCIMIENTOS
BLOG
LIBROS
CONFERENCIAS
ARTÍCULOS
ENTREVISTAS
ENLACES
GALERÍA DE
IMÁGENES
CÓMO CONTACTAR
RELATOS
VIDEOS
   
 
 
 

<<volver

ENTREVISTA A CÉSAR P. DE TUDELA POR FRANCISCO ALVAREZ
DEL DIARIO “EL COMERCIO” DE GIJÓN (28/07/04)

Usted es uno de los responsables de la popularización del montañismo
en España, ¿no?


Si así fue. Aquellos rescates épicos del Naranjo me abrieron las puertas de la televisión única en blanco y negro (TVE) y en un programa estelar, a la mejor hora y el mejor día, estuve durante varios meses contando como eran las vivencias extraordinarias de los alpinistas y montañeros, y como yo además de mi vocación de <comunicador> tenía la condición de alpinista activo y de vanguardia, vivía cuanto contaba. Parece ser que fue un nuevo lenguaje que llegó a la gente en general, y desde entonces y durante muchos años mis expediciones tuvieron gran repercusión en los medios escritos, diarios, revistas y radio. Efectivamente pude hacer por la promoción del montañismo, porque tuve a mi disposición los mejores medios. Así cualquiera. Y mis expediciones fueron siempre originales y auténticas; y eso lo sabe captar la gente que seguía mis pasos. Fue una gran promoción de la montaña, pero no tanto de la montaña <imposible> como hace ahora el programa de TVE, con muchos medios, sino sentando unas bases de asesoramiento de los jóvenes y adolescentes. Mis libros y mis reportajes contribuyeron mucho a crear afición, y cientos de nuevos clubs de montaña se levantaron en todas las regiones españolas, incluyendo Jaén, Sevilla, Huelva y Extremadura.


Ha sido también una referencia para varias generaciones de  montañeros.
¿En cuántas montañas ha clavado su piolet
?


Creo honradamente que soy uno de los alpinistas vivos que más cimas ha ascendido y escalado en todas las latitudes de la Tierra. Ahora preparo mi fase Antártica, en el proyecto internacional que estoy realizando sobre los volcanes más importantes del planeta.


¿De cuántas temió no poder bajar con vida?


Mi vida es fascinante, pero muy dura y difícil. Estoy vivo por decisión de lo <alto>. Tengo una colección de experiencias límite que a mi me impresionan cuando las recuerdo leyendo mis libros y me sudan las manos.

Si de algo estoy orgulloso es de haber sobrevivido. Solo soy un <superviviente> y ojalá lo sea todavía durante algunos años más para escribirlo y contarlo en las conferencias públicas. Es una vida extraordinaria. Muchos murieron y yo he tenido la suerte de poder trasmitirlo. Y por ello tengo el deber de contarlo en todos los medios que pueda. Esa es mi misión: vivir para contar.


¿A mayor riesgo , mayor belleza del reto?


Si. El riesgo configura la vida. En el riesgo se llega a penetrar en un ámbito al que no se accede normalmente. Ves más certeramente; quizás el <ser> está entonces más cerca de uno mismo. Me interesa más la <esencia> que la <existencia>, siguiendo a Kant y la filosofía trascendental de su egregios seguidores, que curiosamente tenían muchas connotaciones <alpinas>.


Expediciones en selvas, ascensión a volcanes, marchas por el desierto...
¿Se considera un aventurero polivalente más que un escalador purista?


Yo soy un alpinista y un escalador, pero de otro tiempo anterior. Es decir soy más un explorador que un deportista. Para mi el alpinismo es una vivencia única y extraordinaria, pero doy menos valor a su dimensión deportiva porque está implícita en él. Me interesa del alpinismo o como quiera llamársele su contenido filosófico y místico. Creo que ese es el verdadero alpinismo. El <record> no me causa demasiada admiración.

Descubrir parajes geográficos me introduje en otro mundo y me hace sentir. Sentir es lo trascendente e importante. Cuando era joven quizás era más deportista, aunque he de confesar que nunca me había entrenado como ahora que trato de mantener la juventud cuando soy ya una persona mayor de edad.


Autofinanció sus primeras expediciones, hace más de treinta años.
Hoy en día, pese a que la profesionalización se hace difícil, ¿se puede decir que
el montañismo de élite depende en buena medida de los patrocinadores?.


Si, así es. Las grandes expediciones dependen de los patrocinadores a quiénes has de devolverles más de lo que te dieron, si quieres que vuelvan a patrocinarte. Yo siempre devuelvo más de lo que me dan. También es cierto que actualmente los expedicionarios quieren llevar sherpas y tantos medios que convierten el alpinismo en una actividad dificil de enjuiciar. ¿Sabe usted, que en los <ochomiles> y ahora en el K2, los alpinistas suben cuando los sherpas han abierto la ruta, y han colocado cientos y cientos de metros de cuerdas fijas, para que suban con la mejor seguridad posible? Es dificil enjuiciar esta curiosa actividad de los <ochomiles> que contrasta y contradice la historia del alpinismo y aún del primer himalayismo


¿El montañero es ecologista por definición?


Solo hasta cierto punto. El alpinista quiere vivir y sentir en la montaña y fue el primer preocupado por la naturaleza. El marqués de Villaviciosa supo escalar el Naranjo - mucho más hazaña que ahora el k2- y crear el respeto y la conservación de los parajes naturales.


¿Tiene algún desafío pendiente?


Si. Estoy dedicado estos años a los volcanes de la Tierra. Este invierno estaré en la Antártida desconocida, tratando de llegar a la cima del Terror y del Erebus. Tengo todavía para varios años. Nunca he estado más activo que en estos últimos tiempos, desde que tuve aquél infarto en el Everest he hecho muchas expediciones muy interesantes. También debo escribir más y mejor y contarlo en conferencias. Solo creo en la vida con misión. Y esta misión es mía.


Es autor de más una veintena de libros de diversos géneros.
¿En cuál trabaja actualmente?


He terminado un libro muy largo que se presentará en otoño: Crónica Alpina de España. Es un libro que relaciona la historia del siglo XX con el alpinismo español. También continúo escribiendo las aventuras de mi personaje: el barón de Cotopaxi. Estoy entusiasmado ya que él, mi personaje, está escalando lo que yo no he podido escalar. El barón es un caballero que persigue la bondad y solo la encuentra en el camino de la cima. Tengo mucho trabajo: conferencias, artículos, libros y sobre todo mantener la <forma psicofísica> escalando y volando en parapente.


¿Qué significado tiene el Picu Urriellu o Naranjo de Bulnes para el
montañismo español?


Extraordinario. Es de tal magnitud la hazaña del marqués, y de su compañero el leonés Gregorio Pérez -primero siempre el marqués- que ahora nos damos cuenta de su repercusión. La ascensión de Pedro Pidal fue un gesto de patriotismo inigualable (¿regeneracionismo?) además de una proeza deportiva.


Usted fue el primero en acometer con éxito la invernal a la Rabadá del
Naranjo. ¿Qué recuerdos guarda de aquella gesta?


Fue un acontecimiento <mediático> excepcional. No lo hubo antes, ni lo ha habido en estos 31 años después. Nos enfrentamos al <mito> que es el que hace que se desmoronen los deportistas. Todos somos fuertes y técnicos, pero ante el <mito> desfallecemos.  Fue una extraordinaria aventura.


Llegar a la cumbre del Naranjo le rejuveneció en un momento determinado,
según ha confesado. ¿A qué atribuye esa sensación?


La llegada a la cima, siempre mágica, es penetrar en el misterio. La escalada y la ascensión contrarrestan el declive natural de la existencia. Es pura metafísica.  Si sigo escalando solo es para traer reflexiones desde lo alto como hizo Zaratustra.


¿Esconde aún algún secreto el Naranjo un siglo después?


Sigue siendo la cima de España y un escenario único para las generaciones del futuro. El secreto lo lleva el hombre y el Naranjo ayudará a desverlarlo.

subir ^^


 
César Pérez de Tudela Escalando
Copyright © 2006 César Pérez de Tudela · Página creada por R&A Marketing