INDEX
INTRODUCCIÓN
BIOGRAFÍA
HISTORIAS
PARA LA COPE
EXPEDICIONES
HONORES Y
RECONOCIMIENTOS
BLOG
LIBROS
CONFERENCIAS
ARTÍCULOS
ENTREVISTAS
ENLACES
GALERÍA DE
IMÁGENES
CÓMO CONTACTAR
RELATOS
VIDEOS
   
 
 
 

<<volver

ENTREVISTA A CÉSAR P. DE TUDELA CON MOTIVO DE LA EXPEDICIÓN
FUNDACIÓN BARCLAYS AL JEBEL TOUBKAL. ALTO ATLAS. Octubre 2009

Supongo que el Toubkal no supone para ti un duro esfuerzo… ¿pero cómo afronta un experto como tú una ascensión así?


Efectivamente es una ascensión sin complicaciones y si la climatología es aceptable espero que no se dará ninguna situación delicada, aunque no es lo mismo una expedición de cinco personas que otra de más de cien.

Como guía de alta montaña afrontaré la ascensión con mucha prudencia controlando bien la marcha de la ascensión y especialmente el descenso de los expedicionarios.


El hecho de que sea una expedición tan numerosa, quizás la más numerosa que ha existido nunca en esa montaña, ¿supone un reto añadido?


Dirigir una marcha de cien personas a una cumbre de 4.170 metros, aunque sea técnicamente fácil, no deja de tener muchas probabilidades que se den situaciones de peligro. Es efectivamente una gran responsabilidad por mi parte y un reto. Pero en estos temas soy un especialista. He ayudado a subir a muchas personas a muchas montañas del mundo. Y lograrlo es una gran satisfacción para mí.

¿Que debe tenerse en cuenta a la hora de enfrentarse a esta montaña?


El Toubkal es como decíamos una montaña fácil, pero siempre es posible una caída que produzca lesiones, y un accidente en esas montañas siempre entraña una complicada logística.
Hay que vigilar la posibilidad de un cambio brusco de tiempo y si es así hay que ser terminante en la retirada organizada sin llegar a la cima.
Antes de la ascensión yo recuerdo a todos los expedicionarios lo que es conveniente no hacer y voy vigilando los pasos del grupo, que aunque muy numeroso suelo controlar bien, teniendo un ayudante en la mitad y otro al final con la misión tajante de cerrar herméticamente la marcha. Y ambos me han de ir trasmitiendo información y dando novedades en el transcurso de la ascensión.

¿Qué consejos daría a los expedicionarios?


Marchar muy despacio y parar cuando se indique. El ritmo de marcha lo debo marcar yo o quién yo designe. Beber poco, pero frecuentemente agua. Todos somos capaces, pero hay que sufrir un poco. Ninguna cumbre se rinde sin haber pagado su precio. Las grandes cuestas hacia arriba y hacia abajo siempre son un derroche de esfuerzos que para muchos son penosos. Sin superar el dolor no se logra la vida intensa del recuerdo sobre la cima. Y el recuerdo como dijo Rosales es aquella alegría que nunca se termina.

¿Qué tipos de pensamientos nos ayudan cuando te encuentras muy cansado y estás al límite?


Efectivamente además del comportamiento puramente físico está el aspecto psicológico, que suele ser tan importante como el primero. A veces hay que tratar de evadirse de la realidad en la que estamos insertos y reflexionar sobre nosotros mismos. Una ascensión es siempre un peregrinaje espiritual que nos ayuda a saber un poco más quién somos y adónde vamos. Cuando bajamos de la cima somos otros seres diferentes, generalmente más buenos y más valiosos.

¿Qué recompensa te espera dirigiendo expediciones de esta naturaleza?


Mi recompensa o paga es la satisfacción y esta por grande que sea siempre es menor que el esfuerzo y el riesgo que entraña mi dedicación.
Ese es el secreto de mi éxito. Saber que para lograr algo importante hay que dar mucho más de lo que vas a recibir. Es lo mismo que ocurre en el amor.


¿Cómo valoras en estos cuatro o cinco años de existencia el proyecto “Cimas Solidarias” tú que has dirigido y planificado cada una de las ascensiones.


El caso de Barclays es digno de que se conozca en otras empresas. Estas actividades que organiza la Fundación, además de sus fines benéficos, son muy importantes para fortalecer los vínculos entre sus empleados y crear un ambiente humano y deportivo que tanta trascendencia tiene en la eficacia de las cuestiones empresariales.

Que el Barclays llegue a la cumbre del Toubkal es en sentido metafórico tanto como que el Barclays alcance la cima. Y la cima siempre es lo más alto. Esa es la mentalidad y la filosofía de su presiente el duque de la Torre, Carlos Martínez de Campos, que fue quién me ánimo a participar en estas preciosas misiones.

¿Cómo valoras el proyecto Columbia de Mensajeros de la Paz, en el que Barclays donará una importante cantidad dineraria por la iniciativa de esta expedición?


El proyecto Columbia, gestionado por Mensajeros de la Paz, institución de toda merece mucho respeto. El proyecto es fundamental desde una perspectiva de un país desarrollado que se preocupa por sus habitantes más desamparados. Celebro mucho que sea la Fundación Barclays quien hace posible el cumplimiento de esta misión tan necesaria.

¿Qué te ha enseñado la montaña que puedas aplicar a la vida?


Muy buena pregunta. Es así. La montaña es una gran escuela para la vida y la formación. No es un juego deportivo al uso. Para nosotros los alpinistas estos juegos de masas: futbol, baloncesto, tenis, étc, son como dijo el capitán Contreras, simples juegos de niños.
La montaña es una biblioteca de enseñanzas. Yo he aprendido en ella todo lo que se.
Y cada vez que regreso de una experiencia importante como expedicionario y explorador, ofrezco una conferencia ante la Real Academia de Doctores de España, de la que soy componente, en donde dicen están los sabios y los talentos de las ciencias y las letras. Y curiosamente mis conferencias, en esa casa tan docta, tienen mucho éxito. Y eso se lo debo a la montaña, causa y origen de tantas culturas y religiones. Las montañas me enseñaron a ser fuerte y en algunos casos fui valiente y generoso rescatando a compañeros en peligro. He visto la luz de la vida y he llegado a alcanzar ese refugio espiritual que yace en el interior del ser. He buscado la esencia de la existencia y estoy fascinado por mi propia vida. Y lo más importante, la montaña me ha enseñado cual es el camino de la bondad.

 


subir ^^


 
César Pérez de Tudela Escalando
Copyright © 2006 César Pérez de Tudela · Página creada por R&A Marketing