INDEX
INTRODUCCIÓN
BIOGRAFÍA
HISTORIAS
PARA LA COPE
EXPEDICIONES
HONORES Y
RECONOCIMIENTOS
BLOG
LIBROS
CONFERENCIAS
ARTÍCULOS
ENTREVISTAS
ENLACES
GALERÍA DE
IMÁGENES
CÓMO CONTACTAR
RELATOS
VIDEOS
   
 
 
 

<<volver

Respuestas a mi Última entrevista. (Febrero 2011)

1. ¿Qué es para usted la montaña y el alpinismo?


Para mí la montaña es el paraje de la superación y del esfuerzo. La montaña es el emblema de mi existencia, un lugar por encima de la vida vulgar, en donde cada persona puede crear a su propio personaje, un lugar alto, mágico, que comporta para el humano una transfiguración de si mismo.


2. ¿Qué significado puede tener ser montañero?


Un montañero es un rebelde que busca su verdadera dimensión. Un buscador de experiencias para alcanzar su propio "ser".

3. ¿Ha evolucionado el tradicional alpinismo?


La sociedad actual es decididamente materialista y como tal superficial. No busca el eterno misterio del hombre y de la vida. La conciencia está debajo de la materia. Por ello el alpinismo actual se ha dejado influir necesariamente de las características de la sociedad en la que está inserto.

Por ello pasa por momentos de crisis de identidad. Solo se busca el "record" del "ochomilismo" con decenas de ayudantes sherpas, cuerdas fijas, campamentos montados. Se persigue el éxito social y no el éxito sobre uno mismo. Por ello se dan frecuentes casos de abandono de compañeros sin prestarles auxilio, por proseguir la carrera hacia la cima, ya que la sociedad valora llegar a la cumbre más que el sentimiento de piedad, solidaridad y ayuda a un semejante en peligro de muerte.


4. ¿Cuál ha sido el momento más peligroso de su vida?


Mi vida está llena de momentos fascinantes. Es más de medio siglo persiguiendo la vivencia. Tengo conciencia de vivir de forma trascendente. He "muerto" varias veces y he regresado a la vida. ¿Se puede imaginar? He muerto cayendo por un precipicio helado en la Tierra de Fuego y cuando he recobrado el conocimiento me he visto a mi mismo en otro ámbito. He presenciado inconsciente mi propio entierro en el Glaciar Khumbu del Everest, cuando fui salvado tras un infarto en el Valle del Silencio en 1992. En el Aconcagua sobreviví varios días en situación "hipnagógica" escuchando voces y viendo alucinaciones. También pude salvarme. He podido rescatar a otros montañeros en situaciones límite (Los famosos salvamentos del Naranjo de Bulnes, en este caso de Arrabal y Lastra en 1970) y en muchos casos más he podido saborear la "redención" que supone haberme atrevido ha hacer lo que era necesario. Tengo muchos libros contando mis experiencias y ese es mi legado y mi patrimonio.

Sería difícil de seleccionar el momento o la situación más peligrosa de mi vida. Mi existencia está llena de estas situaciones. Estoy muy contento de seguir vivo, pero aún estoy más contento de saberme nuevamente expuesto a estas experiencias, que para mi son enriquecedoras. La vida es esencialmente lo que nos pasa. Y mi vida transcurre buscando la esencia. Todavía viviré, estoy viviendo, momentos estelares y trascendentes. Soy yo quien los busca.


5. ¿Qué le diría a los jóvenes de hoy?


A los jóvenes hay que decirles que vivir bien es importante. Pero esa vida hay que ganarla. El esfuerzo, la dificultad, la adversidad es la que nos enseña y nos templa el ánimo. Ahora hay exceso de facilidad. La juventud no puede exigir lo que no se ha ganado. Hay que crear el ambiente necesario de alegría, pero sin evitar el sufrimiento que tanto ennoblece. Regalar la comodidad y la seguridad del bienestar siempre es un mal que las generaciones venideras lamentaran. La verdadera dimensión humana surge de enseñanzas humanistas en donde siempre el cuerpo está al servicio del espíritu.

Parapente

6. ¿Qué montañas le gustan más?


España es un país incomparable de montañas. Tiene verdaderos monumentos de la naturaleza. Los Pirineos son grandiosos. Los Picos de Europa son incomparables. Las montañas de Gredos son como los Alpes pero en pequeño. Las sierras españolas son extraordinarias: Montserrat, Picos de Urbión, Sierra Nevada, Guadarrama…


7. ¿Quién es el barón de Cotopaxi?


El barón de Cotopaxi es un título que nunca usé y que se lo cedí a mi personaje literario. "Él" es el protagonista de algunos de mis libros: "Cuentos del barón de Cotopaxi", "El Valle de los Yetis", "Camino de Karibú", "En las Selvas de Papua" (Editorial Anaya, colección Duende Verde) En mi libro "El Lama Milarepa" de la Editorial Belacqva, también es el barón de Cotopaxi el protagonista de una extraordinaria aventura en el Everest.

El barón trata de trasmitir a los lectores que en esta sociedad muy vulgarizada es necesario volver a reencontrar el respeto, el honor, el valor, el misterio de la religiosidad, y hay que vivir con mucha dignidad la espléndida aventura de la vida, sin tener miedo a nada y mucho menos a la muerte. Yo dejé de tener miedo a la vida, cuando dejé de tener miedo a la muerte. El barón de Cotopaxi es mi caballero ideal, el caballero que yo hubiera querido ser y que casi, casi, estoy llegando a ser.


8. ¿Cuándo comenzó el alpinismo?


El origen del alpinismo y de la escalada está en los Alpes. Allí en la Europa culta y desarrollada, surgió este "anhelo". Fue el surgir del alpinismo una especie de "idealismo" Los grandes filósofos y poetas de los siglos XVIII fueron sus antecesores, y aun siglos antes Petrarca y Dante escalaron muchas montañas buscando su inspiración, y San Agustín también. Los grandes filósofos metafísicos posteriores fueron todos configuradores del alpinismo, es decir muy alpinistas. Ya Byron dijo aquello de que "las heridas del alma solo se curan en las "cimas". Yo siempre estuve de acuerdo con poetas y metafísicos. El mismo alpinismo es pura metafísica…

9. ¿Cuál es su próximo reto?


Yo quisiera decir, a quien quiera escucharme, que en la vida hay que buscar el "anhelo", ese deseo incomparable por encontrar la plenitud. Llegar a ser lo que verdaderamente queremos ser: llegar al "ser". Ir al reencuentro de uno mismo, que es tanto como "recrearnos", buscando ese nuevo perfil de nuestra existencia, moldeando nuestra expresión y nuestro gesto. Ser nosotros verdaderamente.

* César P. de Tudela es explorador- alpinista, escritor y periodista También es abogado y doctor en Ciencias de la Información. Y académico de la Real Academia de Doctores de España


10. ¿Qué más tiene que decir?


Yo quisiera decir, a quien quiera escucharme, que en la vida hay que buscar el "anhelo", ese deseo incomparable por encontrar la plenitud. Llegar a ser lo que verdaderamente queremos ser: llegar al "ser". Ir al reencuentro de uno mismo, que es tanto como "recrearnos", buscando ese nuevo perfil de nuestra existencia, moldeando nuestra expresión y nuestro gesto. Ser nosotros verdaderamente.

* César P. de Tudela es explorador- alpinista, escritor y periodista También es abogado y doctor en Ciencias de la Información. Y académico de la Real Academia de Doctores de España

 


subir ^^


 
César Pérez de Tudela Escalando
Copyright © 2006 César Pérez de Tudela · Página creada por R&A Marketing