INDEX
INTRODUCCIÓN
BIOGRAFÍA
HISTORIAS
PARA LA COPE
EXPEDICIONES
HONORES Y
RECONOCIMIENTOS
BLOG
LIBROS
CONFERENCIAS
ARTÍCULOS
ENTREVISTAS
ENLACES
GALERÍA DE
IMÁGENES
CÓMO CONTACTAR
RELATOS
VIDEOS
   
EXPEDICIONES /  PRÓXIMAS EXPEDICIONES
 
 
 
<<volver

  ¿MIS PRÓXIMAS EXPEDICIONES?
 

El hombre vivo tiene que tener proyectos. Por ello y para eso estamos precisamente vivos. Nosotros, los que apuramos la vida con sentido de misión, tenemos la vocación y el deber de llenar el minuto inolvidable y cierto que mencionaba Rudyar Kipling. Pero el futuro nunca nos corresponde y es el presente el que se impone.

Deseo que me esperen aún muchas expediciones a importantes cimas de la Tierra: volcanes, montañas significadas por su historia, en las que poder vivir inolvidables días de íntima grandeza. Así lo deseo.

Al margen de mis expediciones de compromiso y vocación: con mis compañeros del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, amigos del Barclays, Hilti y de otras entidades o empresas, tengo siempre pendientes una serie de deseos e ilusiones que las circunstancias de la vida van situando más o menos próximamente en su realización.

Sigo con mi proyecto sobre los “Volcanes de la Tierra” y este mes de octubre en el que estamos, tendría que haber salido hacia Hispanoamérica, a Chile, para continuar esa bonita misión de experimentar las emociones de alcanzar las cimas y los cráteres de estas viejas montañas. Pero no he podido hacerlo. La impaciencia por decidir mi expedición al Everest me lo ha impedido.

Y precisamente por esta causa me he sometido en la Clínica del Consejo Superior del Deporte a una minuciosa revisión, con la esperanza de que durante estos 15 últimos años de permanente actividad, mi gastado corazón se hubiese reforzado en sus deficiencias pasadas, las sufridas tras el desafortunado infarto, en 1992, en el trascurso de la expedición al Everest de la Universidad Complutense de Madrid. He de agradecer las atenciones recibidas y la escrupulosa profesionalidad de sus especialistas. Pero el dictamen que ya poseía: “arritmia ventricular” me ha sido recordado nueva y seriamente al ser detectado en la prueba del esfuerzo. Mi corazón está usado y con diversas cicatrices, y tiene especialmente una artería descendente con tramos estrechos que es preciso ensanchar. Si esto se consigue mi pretendida expedición al Everest podría realizarse, siendo utilizado mi entrenado y maltrecho cuerpo como un vehículo de estudio y comprobación, lo que a estas alturas me parece digno y satisface más aún mis anhelos de exploración e investigación. Ir al Everest para ser estudiado, siendo útil, e indagar por mi mismo los duros y sensibles sentimientos que la ascensión y la lejanía de la altitud comportan. Ojalá así sea.
Siento tener que retrasar este proyecto un año más, especialmente yo que estoy alcanzado por los años, pero no tengo otra posibilidad.
Por tanto el futuro de mis expediciones se encuentran ahora en revisión, ya que tengo que fijar las fechas adecuadas para estas intervenciones previas.

No obstante deberé hacer:

  Ascensión invernal a Peña Ubiña y posible vuelo desde la cima o sus alrededores.
  Expedición trekking al macizo del Kenia (Punta Lenana) con mis compañeros del Colegio de Abogados.
  Expedición al volcán Fuji-Yama y otras montañas de los llamados Alpes japoneses.

Y entre tanto deberé dedicarme a ser intervenido y a la subsiguiente rehabilitación.

 

 
César Pérez de Tudela Escalando
Copyright © 2006 César Pérez de Tudela · Página creada por R&A Marketing