INDEX
INTRODUCCIÓN
BIOGRAFÍA
HISTORIAS
PARA LA COPE
EXPEDICIONES
HONORES Y
RECONOCIMIENTOS
BLOG
LIBROS
CONFERENCIAS
ARTÍCULOS
ENTREVISTAS
ENLACES
GALERÍA DE
IMÁGENES
CÓMO CONTACTAR
RELATOS
VIDEOS
   
EXPEDICIONES REALIZADAS / EXPEDICIÓN AL TEIDE
 
 
 
<<volver

  EXPEDICIÓN DE LA FUNDACIÓN BARCLAYS AL TEIDE
 

El Teide es un volcán situado en la isla canaria de Tenerife, con una altura de 3.718 metros sobre el mar y una altura total de unos 7.000 metros sobre el fondo del Atlántico. Es la montaña más alta de España y el tercer volcán de la Tierra desde su base, tras los volcanes de Hawai.

Fue una montaña sagrada para los aborígenes canarios, los guanches; y su nombre autóctono “Echeyde” significa “infierno”.

Allí nos dirigimos con cincuenta montañeros, todos voluntarios colaboradores de la Fundación Barclays, para colaborar en su obra social de ayuda a los necesitados de la vida, que son tantos y tan diversos. Yo en mi discreto papel de guía asesor de montañas y aventuras.

Una bonita y luminosa ascensión por esos paisajes torturados por las lavas, tan diferentes a los de otras montañas. Partimos del paraje conocido como base de la Montaña Blanca, por una pista amplia, caminando lentamente, haciendo entrar en funcionamiento al organismo. Cuando la pista se termina comienza la verdadera ascensión, con unas continúas vueltas y revueltas por una ladera abrupta, que culmina en un replano, donde está situado a 3.270 metros el refugio Altavista. Desde allí se divisa gran parte de la isla de Tenerife y el Atlántico.

Se durmió bien en el refugio, después de una modesta cena que cada uno de nosotros llevábamos, ya que en el refugio no hay ningún servicio de cantina.

Expedición de la Fundación Barclays al Teide

Muchos dicen que durmieron mal por el cansancio y por la altura, extrañando estar en esos dormitorios colectivos, en los que se siente y se escucha la respiración y los ronquidos del prójimo, que como decía Laín es el próximo, en este caso los compañeros. Así es la vida y es bueno conocerlo.

A las cinco y media de la madrugada continuamos la ascensión en la noche iluminada por una tímida luna. A mí me gusta caminar sin linterna acostumbrando a la vista a la luz que haya. Fui, como es mi responsabilidad, yendo de arriba y abajo, para que todos los ascensionistas estuvieran o se sintieran tutelados. Se notó el frío del amanecer alcanzando la llamada Rambleta, es decir la estación superior del teleférico a 3.550 metros, desde donde proseguimos a la misma cúspide, un triángulo ingrávido de piedras volcánicas.

La isla de la Gomera se veía al lado y justo debajo de la cima de la montaña.

No me pareció nada factible el lugar para salir al aire y volar en parapente, por las rocas cortantes y puntiagudas, así como las características generales del terreno circundante. No sé bien desde donde lo habrán hecho quiénes dicen que han volado desde la misma cumbre colgados del parapente, que es decir de una cometa.

Muchas Felicidades a todos aquellos voluntarios de la Fundación Barclays que realizaron un gran esfuerzo por llegar y cumplir la misión de “Cimas Solidarias”.

Este cronista una vez más se sintió en paz habiendo cumplido con un deber asumido por su vocación.

subir ^^

 
César Pérez de Tudela Escalando
Copyright © 2006 César Pérez de Tudela · Página creada por R&A Marketing