Tudela con Pedro Antonio, el Ardilla