El abogado Indalecio Palacios ante los impresionantes contrafuertes glaciares de las montañas del Tien-Cham.